sábado, 21 de mayo de 2016

"Mini Tartitas de Santiago"

¡Muy buenas!

Hoy volvemos al blog con una dulce muy típico de Galicia, y que encanta a mi padre, unas "mini Tartitas de Santiago".
Es una tarta hiper sencilla de hacer, ya que no necesita ni tan si quiera blanquear los huevos, sólo homogeneizar todos los ingredientes, al horno, y...¡Listo!. Vamos... Que lo más complicado ha sido recortar una cruz de Santiago tan pequeña con las manazas que me gasto =)
Sin más, vamos con el procedimiento, que como ya dije, es un pum pum pum, y a merendar con los colegas/familia del tirón.


Ingredientes:

 Para las Tartitas

* 250 grs. de Azúcar
* 250 grs. de Harina de Almendras
* 4 Huevos
* Ralladura de medio Limón
* Ralladura de media Naranja
* 1 chupito de Crema de Orujo
* Media cuchdta. de Canela
* Pellizco de Sal
* Azúcar Glas (Para decorar al final)

Para el Azúcar Glas (Si no lo tenéis en casa, podéis hacerlo asi, con ésta proporción)

* 97 grs. de Azúcar
* 3 grs. de Maizena (Fécula, o Almidón de Maíz)

Paso a paso:

1) Precalentar el horno a 180ºC, sin aire, sin vapor, ¡Ni ná de ná!
2) En un bowl, mezclamos bien los ingredientes secos -Azúcar, Harina de Almendras, Canela y el pellizco de Sal-.

3) En otro recipiente, batimos los huevos (Lo justo y necesario para mezclar las claras y las yemas, no nos interesa introducir aire a la masa, ya que es más bien densa), e introducimos las ralladuras de Naranja y Limón, y el chupito de Crema de Orujo, y mezclamos todo. 

4) Unificar los elementos secos a los líquidos con la ayuda de una lengua, y homogeneizamos la mezcla

5) Disponer la mezcla en las típicas cápsulas de magdalenas, unas 2 cucharadas soperas en cada una (Que lleguen más o menos a la mitad de altura). En horno suben un poco, pero vuelven a bajar, y queda más o menos con la altura de antes de cocer.

6) Hornear a 180ºC, durante 20 minutos (Que coja un poco de color por arriba, pero tampoco mucho. Un dorado suave). Sacar del horno, y esperar a que enfríen un poco. Sacar de las cápsulas.

7) Pondremos una Cruz de Santiago en el centro de la Tartita, y con la ayuda de un colador, pondremos por encima el Azúcar Glas, para tener la típica presentación de la Tarta de Santiago de siempre.

------------------------------------------------------------------------------------ 

 Para hacer la tarda en un molde grande:

Simplemente pondremos el horno a 170ºC, y lo haremos durante 45 minutos, teniendo cuidado de que no se dore demasiado (Podemos poner papel de aluminio por encima para evitarlo finalizando la cocción, si ya está tomando un tono muy oscuro)

Para el Azúcar Glas:

Ponemos el Azúcar y la Maizena e un robot de cocina, y trituramos durante 1 minuto, hasta obtener un azúcar muy fino (Manchará todas las paredes del sitio donde estemos haciéndolo, así que recuperamos con una lengua)


------------------------------------------------------------------------------------ 

¡Ya están listas nuestras mini Tartitas de Santiago! Como dije antes, en casa, y particularmente a mi padre, les encanta. Podéis tomarlas como postre con una copita de Crema de Orujo, en la merienda con un cafelito, de desayuno... ¡Para todo prácticamente! 
Hay que ser muy vago/a para no ponerte a mezclarlo todo 5 minutos, y esperar que se hornee en menos de media hora si hacemos las pequeñas, y medio de una hora si hacemos la versión tradicional
Yo hice la mitad de la proporción que he dado, y salieron 11 mini tartitas, que duraron ná y menos.

¡Espero que las hagáis, lo comentéis, y no os olvidéis de compartirlo por ahí! =) #UnGordoEnTuCocinaReturns!

Os dejo mis redes sociales, por si queréis seguir mi actividad ; )


Un abrazo, May =)





martes, 20 de mayo de 2014

"CupCacke" de Carrot Cake (En mi pueblo, "Mardalenas" de toda la vida!)

¡Muy buenas Gordiadictos!

Hoy os traigo una típica receta Americana, el Carrot Cake, o Tarta de Zanahoria. Éste postre lo conocí hace bastantes años gracias a mi padre, que traía pizzas de la Base Militar de Rota (Todo el mundo de los alrededores de Rota debe conocer las pizzas de Pizza Villa que, probablemente, son las mejores que he probado nunca!) y una rica tarta de zanahoria con un regustillo a canela... Que quitaba el sentido!

Pues  vamos a hacer una versión de esa rica Tarta de Zanahoria dándole una vuelta de tuerca, preparando uno de esos "Cupcackes" que tanto se han puesto de moda. Qué queréis que os diga... Para mí, eso es una "Mardalena con cremita por lo alto", pero bueno... Para que la multitud no me llame de cateto para arriba, lo llamaremos "Cupcackes de Carrot Cake" =).


INGREDIENTES:

PARA EL CARROT CAKE
- 160 grs. de Harina 
- 3 Huevos
- 250 grs. de Azúcar Moreno (Yo usé blanco porque no tenía del otro, pero recomiendo utilizar del moreno)
- 120 grs. de Aceite de Girasol
- 1,5 cucharadas de Levadura de Repostería
- 1 cucharada de Canela en Polvo
- 250 grs. de Zanahoria rallada
- 125 grs. de Cacahuetes con Miel (Podéis poner cualquier fruto seco que os apetezca. Lo ideal serían Nueces)
- 1/2 cucharadita de Bicarbonato
- Ralladura de Naranja
- 1 cucharadita de esencia de Vainilla
- Un pellizco de Sal
- Media cuch. de Jengibre en polvo
- Pepitas de chocolate

PARA EL "FROSTING"
- 150 grs. de Mantequilla
- 250 grs. de Queso de untar tipo Philadelphia (Queso crema para los Latinos)
- 200 grs. de Azúcar glassé


 PREPARACIÓN:

CARROT CAKE:
Quitar la piel a las zanahorias, y rallarlas finas. Yo lo hice con Thermomix, y para mi gusto (En comparación a otras veces) queda demasiado fina. Me gusta que tenga algo más de cuerpo. Reservamos 


Mezclamos los ingredientes secos (Harina, Azúcar, Levadura, Bicarbonato, Sal, Jengibre), hasta tener un polvillo de aspecto homogéneo


En el vaso donde trituramos la zanahoria, agregamos los ingredientes líquidos (Huevos, Aceite de Girasol Ralladura de Naranja, y Vainilla), y se les da un buen meneo. Agregamos la mezcla de ingredientes secos, mezclamos bien, y al terminar, la zanahoria, incorporándola suavemente.


Como era para llevarlos a la reunión con mis niños en los Scouts, los puse en mini cápsulas de silicona (De ahí lo del "cupcacke"). Vosotros podeis ponerlo en un molde de los normales, o hacerlos como yo. 
En cada molde, puse un poco de Cacahuetes con Miel (Cortados en trozos irregulares, sin miramiento alguno), y pepitas de Chocolate, por eso de que estuviera bien repartido.
Al ser moldes pequeñines yo los dejé 20-25 minutos, a 170ºC (El molde del muñeco, unos 30 minutos a 175ºC). Si lo ponéis en un molde normal, unos 45-50 minutos a 180ºC debería iros bien. El horno de cada casa tiene su truco, así que id vigilando cuando más o menos vaya acercándose el momento.


El Carrot Cake como tal, terminado. Vamos a por el "Frosting"

FROSTING:

Para lo que se conoce como Frosting, lo que para mi viene siendo "la cremita de por lo alto", sacaremos la mantequilla para que esté a temperatura ambiente. Con unas varillas eléctricas, trabajamos unos 2 minutos a velocidad baja (Si no las tenéis, con unas varillas normales os vale). Agregamos el queso que deberá estar también a temperatura ambiente, y trabajamos otros 2 minutos. Cuando veais una textura cremosa, agregamos el azúcar glassé, y lo incorporamos bien. Lo ideal ahora sería meterlo en una manga pastelera, y al frigo. Yo no tengo, así que lo puse con un cuchillo con un poco de cuidado. Cantidad? La que queráis 
Cada uno. Yo no soy delicado, pero teniendo en cuenta que lo hice para niños, y los enanos son muy especiales si se lo proponen, puse una capa más bien finita. Un poco de chocolate por encima, y...



¡Éste es el resultado! Como dije, lo llevé a una reunión con mis chavales. No sabía si iban a tener aceptación... Pero la verdad es que ni uno se quejó en ningún momento, y todos repitieron. Los más curiosos preguntaron "Akela, ¿Qué lleva ésto?", al oirlo, habiéndolo probado antes no les pareció importar demasiado... Así que si queréis que lo niños coman verduras, es una buena forma de que las prueben.
¡Espero que os los probéis a hacer, comentéis el resultado, y que éste sea positivo! ;)

Un saludo, May


miércoles, 5 de marzo de 2014

Salsa Boloñesa (Ragú)

Muy buenas Gordiadictos!

Hoy os traigo una receta que sirve para combinarla y utilizarla en multitud de preparaciones distintas, tanto en pastas como arroces, para poner encima de pizzas, o rellenar unas berenjenas/calabacines y mandarlos directos al horno con su quesito por encima. Se trata de un ragú, o salsa/carne a la boloñesa, que a mí personalmente, me vuelve loco.

Ingredientes: (Variables)

Vamos a utilizar...
-800 grs de carne de pollo y pavo (A mi con ternera me parece mejor, pero era lo que tenía en casa)
-2 cebollas hermosas
-2 zanahorias
-1 rama grande de apio (muy importante)
-2 ajos (Que yo los puse en polvo casi al final)
-Medio vaso de vino tinto
-75 grs de bacon
-Unos cuantos champiñones (Se puede prescindir perfectamente)
-Un chorrito de nata/leche para suavizar al final el sabor y dar un puntito meloso
-600gr de tomate triturado
-Medio vaso de agua
-Aceite
-Orégano
-Sal
-Pimienta

Paso a paso:

Pelo y troceo zanahorias, cebollas, apio y champiñones en brounoisse (trocitos pequeñitos). Si utulizais ajo en dientes, también es el momento.


Sofreímos las cebollas en un fuego a temperatura media en aceite de oliva -5/12 en mi vitrocerámica-, hasta que ésta empiece a transparentar, como en la primera imagen (Si utilizáis ajo en diente, ponedlos a la vez).
En ese momento, incorporo tanto apio como zanahoria, y seguimos rehogando ahora con un poco más de potencia -7 u 8/12-, durante unos 6 minutos, momento de introducir los champiñones.


Cuando tenga el aspecto de la foto, están listas para incorporar la carne. Yo hago las verduras por un lado, y la carne por otros porque me gusta dorar un poco la carne, y no las verduras. Pongo aceite fuerte -11/12- en otra olla para dorar la carne de pollo previamente salpimentada durante unos 5 o 6 minutos, y también el bacon.


Retiramos la carne y el bacon y, en esa olla que hemos utilizado, echaremos la mitad  del vino tinto con el fuego fuerte, e iremos rascando el fondo con una pala de madera para arañar los trocitos que quedan ahí medio quemados, que tienen un saborazo del 15.
 Terminando de arrascar, vuelvo a incorporar tanto carne como verduras, y la otra mitad del vino tinto, con el fuego medio -6/12-, para que reduzca un poco. 


Cuando el líquido haya reducido, echaremos el tomate triturado y el agua, y bajaremos la temperatura -3/12-. Debe ir cociendo a fuego lento durante 90-120 minutos. La salsa irá reduciendo poco a poco. Si vemos que queda muy espesa, corregimos con un poquitín más de agua. 


Al pasar el tiempo, veremos la salsa como en la foto siguiente, momento en el que yo rectifico de sal, echo el ajo en polvo (Si lo echasteis al principio junto a la cebolla, obviarlo), y el orégano al gusto, y si queréis ponerle un chorrito de nata líquida/leche para que quede más suavecito, es el momento, en cuanto lo quitemos del fuego. Yo lo tuve 90 minutos, pero lo ideal serían 2 horas.


Es un proceso algo lento, pero creo que la receta lo merece. Una boloñesa no es solamente carne picada y tomate frito como te la venden en algún que otro sitio. A mi ese tipo de cosas del venderte x, cuando verdaderamente te dan una mierda pinchá en un palo, me saca de mis casillas.


Tiene un saborazo tremendo, que os recordará a las mejores boloñesas que hayáis probado, digna de vuestro restaurante Italiano favorito. ¿Merece la pena echar una media horita haciendo ésto? Mi respuesta es SI, ya que con un ratito de trabajo, y un poco más dejándolo que se haga solito a fuego suave, tenéis una salsa 10 para meter en mogollón de elaboraciones.
Yo por ejemplo la utilicé para hacer una lasaña que en casa gustó bastante, con su bechamel y su quesito por encima. También subiré la lasaña, para que barajéis opciones a la hora de utilizarla
Espero que os haya gustado, y la probéis a hacer. Ya me contaréis qué tal os fue! A ver si la próxima vez es un poquito más pronto (Auto-pullita) ;)

Un saludo, May

jueves, 12 de septiembre de 2013

Hummus "Andalú" (PATÉ DE GARBANZOS)

¡Muy buenas!!

Últimamente estoy intentando darle algo más de vidilla al blog, vía twitter,  páginas de facebook y demás. Ver la aceptación y los comentarios que van llegando, me hace tener bastantes ganas de seguir subiendo cositas.

Estoy preparando la edición de vídeo distintas recetas que tengo guardadas en la recámara, como un gazpacho de sandía aprovechando las últimas de la temporada, unas papas arrugás con mojo picón que encantan a mi padre, unas patatitas al horno perfectas para acompañar a un buen trozo de carne, un bizcocho de zanahoria con crema de queso... ¡Venimos cargaditos!

Hoy os dejo un bocadito tonto. Aprovechando un bote de garbanzos de los precocidos que hay en cualquier supermercado, haremos una versión poco ortodoxa de un plato muy típico de la cocina árabe, el "HUMMUS", o Puré de Garbanzos. Digo lo de poco ortodoxa, porque surgió en el momento, y, evidentemente, no tenía uno de los ingredientes principales, el "TAHINI", que es una pasta de sésamo muy peculiar, el ingrediente que le da un toque distintivo a éste plato. 

INGREDIENTES:

70 grs. de Garbanzos de bote
3 cucharadas de café de Aceite de Oliva
1 cucharada de café de Vinagre Baslsámico
Pellizco de pimienta (1/5 cucharada), orégano al gusto, sal (1/5 de cucharada), comino (1/8), y ajo en polvo al gusto

PROCEDIMIENTO:

Ponemos los Garbanzos en un cuenco donde podamos estrujarlos con facilidad. Los iremos machacando poquito a poco, hasta ver que no queda ningún trozo en la pasta. Yo lo hice con una cuchara sin problema. Podéis hacerlo con cualquier robot de cocina, y seguro que os queda muy fino.


Una vez que esté a nuestro gusto, añadiremos el aceite, el vinagre balsámico, la pimienta, el orégano, la sal, el comino, y el ajo en polvo, en las proporciones antes indicadas, para mi gusto. Cada uno corregirá un poco cada punto de ingrediente, porque ya sabemos que para gusto, los colores.


Removeremos bien la mezcla, y procederemos a ponerlo en una tosta de pan. 


Tradicionalmente, a éste plato se le pone yogur, o bien agua, y queda bastante más liquido. Se acompaña de triangulos de pan de pita, bastoncitos de zanahoria y apio, y se van mojando los bastoncitos y el pan en el puré. Pero como ya dijimos, ésto es una versión aprovechando un bote de Garbanzos abierto, que utilizó mi madre para el puchero.

Mañana espero subir una de las recetas en vídeo que comenté antes. ¡Vamos a hacer realidad las cosas que nos comprometemos, hombre ya! =)

Un saludo, May




martes, 3 de septiembre de 2013

FLAN DE PAN - COMING HOME!

¡¡ Muy buenas !!

¡Hoy me he levantado con ganas de retomar ésto de una vez por todas! ¡Esperemos que ésta sea la definitiva, y veáis que ésto se actualiza al menos 1 vez a la semana! Vamos allá.

Vamos a retomar ésto con un rico "Flan de Pan". Una receta de esas que me gustan a mí por varios motivos. REUTILIZAR un alimento tan simple como el pan, que al día siguiente de ser comprado, en la mayoría de casas suele tirarse, dado su bajo coste. Se hace en 0,2 segundos, por lo que no hay excusas para no probar a meterse entre fogones. Son ingredientes muy simples, básicos en una cocina. Y, lo más importante... ¡ESTÁ RIQUÍSMO!

Os dejo con el listado de ingredientes, y el procedimiento a seguir para realizar éste rico "Flan de Pan".

INGREDIENTES:

400 ml. de leche
200 grs. de pan (Utilizad el que se haya quedado duro de días anteriores)
2 huevos
60 grs. de azúcar
Una cucharada de esencia de vainilla, o la peladura de un trozo de cáscara de limón, y una ramita de canela
Caramelo (4 cucharadas soperas de azúcar, y 3 cucharadas soperas de agua)

PROCEDIMIENTO:


Partir el pan en trozos, y disponerlos en un recipiente grande, ya que los demás ingredientes irán depositándose en éste. 


Poner la leche con la esencia de vainilla (O cáscara de limón y rama de canela, por ejemplo) al fuego, hasta que la mezcla de un pequeño hervor. Verter la leche caliente sobre los trozos de pan, removiendo un poco, para que todos los trozos de pan queden bien empapados. Para que la leche no se vaya evaporando, tapad el recipiente. Dejad reposar ésta mezcla durante una horita.

 

Personas susceptibles del mundo, no mirad la siguiente foto (El pan remojado con la leche) durante mucho tiempo, ya que puede dar una migita de asco...


Pasado éste tiempo, poner la mezcla del pan y la leche en una batidora, thermomix, o cualquier dispositivo del estilo. Batir la mezcla hasta que se vea que parece una crema fina y homogénea. 
A continuación, añadir los huevos, y el azúcar, y continuar batiendo hasta que quede totalmente integrado. 
La mezcla del flan ya está terminada. 
Si veis que está muy espeso (Puede que os haya evaporado mucha leche al echarlo en el pan, por ejemplo), echad un chorrito de leche al final, y batid. A mi me pareció que estaba demasiado líquido, y puse un par de trozos más de pan. Debe quedar como unas natillas un poco espesitas. 


Vamos precalentando el horno a 180ºC, para poder hacer las cosas más rapidito. 

Es el momento de hacer el caramelo. Para ello ponemos un cazo con las 4 cucharadas de azúcar, y las 3 de agua en el fuego. Removed el cazo de vez en cuando, pero SIN meter la cuchara aún. Dejar en el fuego hasta que el caramelo empiece a burbujear, y vaya tomando color rubio. Entonces, podremos remover un poco con una cuchara de madera, para que quede totalmente homogéneo. No se debe dejar mucho tiempo desde que empieza a ponerse marroncito, ya que se nos puede quemar en 0,2 segundos, casi sin darte ni cuenta. 
Os dejo una consecución de fotos del proceso del caramelo. A partir de la penúltima, podéis empezar a meter un poco la pala de madera para romper los cristales, y hacer un caramelo líquido homogéneo. Antes, removed con movimientos de muñeca el cazo.

 
 
 
 
 

Verter el caramelo en el molde que vayáis a utilizar, e id moviendo el recipiente con las manos, para que cubra todo el fondo, y más o menos la mitad de las paredes laterales. Con mucho cuidadito, porque el caramelo quema un viaje, y lo último que me faltaba a mí es que se queme alguien, y me echen las culpas de ello.
He utilizado un molde rectangular de esos de los de silicona. Si no los tenéis, los recomiendo encarecidamente, ya que no son muy caros, se desmoldan con mucha facilidad, y solo se llegarían a romper si se nos mete en la cabeza la idea.


Ponemos el molde encima de una bandeja de horno, en la que podamos poner un par de dedos de agua, ya que el flan debe cocerse al "Baño María".

Hornear el flan a 180ºC durante unos 35-40 minutos. El tiempo de horneado depende del electrodoméstico que tengas en casa. el mío es uno de esos pequeños, del tamaño de un microondas. Sabremos que está echo cuando pinchando en el centro de éste, el cuchillo salga  casi casi limpio. Si utilizáis un molde de silicona como el mío, podéis intentar despejar un poco de las paredes la mezcla del flan con un cuchillo, tirando del extremo del molde, y si se hace con facilidad, está perfecto.

Antes de desmoldar, dejar que se enfríe un poquitín. Para hacerlo, utiliza un cuchillo por los bordes de las paredes del mole. la parte del caramelo no se suele pegar nunca, así que tampoco os esmeréis mucho. Poner el plato o fuente donde vayamos a a desmoldar sobre el molde, y dar la vuelta con un movimiento de muñeca rápido, para que el molde quede arriba, y el plato abajo. Si no se os cae el flan directamente (Que con moldes de metal puede tener más trabajo), dar unas pequeñas sacudidas, hasta que notemos que cae.

Resultado:



Lo ideal es cortarlo en rebanadas de unos 3 centímetros y servir con nata, algunas pasas o nueces (Incluso haberlas puesto en el interior del flan si de deseara), y un poco más de caramelo. 
Yo puse un poquitín de jarabe de arce por encima. El jarabe de arce en una especie de caramelo que se extrae de la savia del arce, un árbol. Lo podréis recordar de las típicas escenas de desayunos de las familias americanas en las series y películas, para echarlo en las tortitas. ¡Si no lo habéis probado antes, no hacerlo, ya que puede resultar muy adictivo!

Espero que os haya gustado, lo hagáis, y me comentéis el resultado! =)

Un saludo, May ;)